La carrera de Yunes caracterizada por marrullerías, trampas, golpes bajos y una evidente corrupción.

Tomada de  La Jornada

Astillero de Julio Hernández.

En Veracruz continuaba el enfrentamiento entre Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. Luego del ofrecimiento de que daría pruebas de que el ex mandatario Javier Duarte de Ochoa daba millones de pesos mensualmente a Morena, el ex priísta, ex gordillista y ahora panista Yunes Linares propuso que se realice un debate público, este sábado, para ahí presentar el fundamento de sus alegatos, lo cual fue rechazado por el tabasqueño. No honra al gobernador veracruzano el condicionar la entrega de las presuntas pruebas ofrecidas. Estas deberían ser presentadas sin ninguna restricción, de tal manera que su contundencia deje en el ánimo nacional una convicción positiva de las graves acusaciones. Cierto es que la carrera política de Yunes ha estado siempre caracterizada por marrullerías, trampas, golpes bajos y una evidente corrupción, pero, teniendo al alcance de la mano el terminar con la carrera política de López Obrador, pues éste ofreció retirarse si Yunes le demostraba lo dicho, mal haría el peleador callejero, con domicilio actual en Xalapa, en desaprovechar esa oportunidad de exterminio político, que mucho le agradecería el sistema.

Compartir.