México, entre países de AL donde creció la pobreza del 2010 al 2014

Junto con Honduras y Venezuela

En el mismo contexto internacional, al menos tres países de la región revirtieron la tendencia de sus niveles de pobreza.

 

Entre el 2010 y el 2014, México, Honduras y Venezuela registraron un aumento de la pobreza en un rango que va de 2 a 5 millones de personas, reconoció la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Para el 2015, se espera de nuevo un incremento, resultado del menor flujo de ingresos públicos por cuenta del comercio de commodities, la desaceleración económica y el recorte al gasto público, precisó la comisión.

No obstante, en el mismo contexto internacional, al menos tres países sí revirtieron la tendencia en sus niveles de pobreza, identificó en su Panorama Social de América Latina 2016. Se trata de Uruguay, Perú y Chile.

Esto, matizó aparte la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, es resultado de la aplicación de políticas públicas de protección a los programas sociales, y en otros casos, de la aplicación de reformas tributarias.

Pobreza, cuestión de enfoque

Los indicadores de la pobreza en la comisión se establecen a partir de mediciones de los ingresos.

En México, el órgano autónomo responsable de generar información sobre la situación de la política social y medición de la pobreza es el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este consejo identificó la tendencia de la pobreza en México, tal como lo hizo la comisión, sólo que su anuncio —el del órgano mexicano-, se presentó en junio pasado.

Entonces, el Coneval informó que en el 2014, la población en situación de pobreza llegó a 55.3 millones de mexicanos. Una cifra que registra un incremento desde la del 2012, correspondiente a 53.3 millones de habitantes. Esto significa que 46.2% de la población total de México se encuentra en condiciones de pobreza.

Diagnóstico regional

En el Panorama Social, la Cepal explica que el número de personas en situación de pobreza en América Latina y el Caribe alcanzó en el 2014 unos 168 millones de personas, en la región. De este número, 75 millones podrían considerarse como indigentes.

Al presentar el documento, la Cepal reconoció que están preocupados por la inestabilidad de la región, porque con los recortes al gasto, “sí se pierde continuidad de ciertos programas sociales”.

Los datos de la comisión exhiben un aumento en términos absolutos de 7 millones de personas en condición de pobreza por ingresos.

En tanto, el número de indigentes subió en 5 millones de personas.

De acuerdo con la Cepal, la expansión económica que registró la región en la década pasada, del 2003 al 2013, facilitó el surgimiento de nuevas clases medias, con la incorporación de 82 millones de personas a este segmento de la población regional.

Al cierre de ese lapso de análisis, el año 2014, el organismo estimó que 34% de la población regional tenía características para ser considerada de clase media. Esta proporción contrasta con 21% que pertenecía a este segmento a principios del siglo.

Según la Cepal, la clase media es el grupo de la población que combina la ocupación del principal proveedor del ingreso del hogar y el ingreso familiar, como una variable sustantiva del consumo.

ymorales@eleconomista.com.mx

 

Compartir.